martes, 27 de septiembre de 2016

Juegos y juguetes alternativos. Taller juegos y juguetes con material reciclado

0) Requisitos previos
Para hacer esta clase tenéis que traer:
- Una botella de agua de plástico de litro y medio vacía
- Una pelota (vale cualquiera)
- Una pala que debéis construir siguiendo estas instrucciones


A) Fuente

El primer libro que se publico con las palabras "Alternativo" y "Juego" en su título el de Luis Gerardo Ruiz Alonso, en 1989. En el ámbito educativo, el concepto "Juego Alternativo" surge como una reacción a la exclusión, el elitismo y el sexismo implícito en la iniciación a determinados juegos, concretamente algunos
deportes.

La pregunta sería: ¿Alternativo a qué? La alternativa que se presenta, ¿es mejor?

Mi respuesta:  pienso que los juegos son esencialmente alternativos principalmente (o solo) si presentan una lógica interna alternativa. Por eso, creo que conviene más hablar de juguetes alternativos.

Por otra parte, la importancia del juguete es tal que en ocasiones determina la acción, hasta el punto de que en ocasiones se presenta el "juguete" como el "juego". Entonces, ¿dónde queda el "jugador/a"? Si el jugador princinde de su opción de dar sentido al juguete, ¿qué sentido tiene el juego?  ¿No será que es el juguete en que juega con el jugador? En ese caso, no es la intención o la imaginación del jugador, sino la intención o la imaginación del creador del juguete el que da sentido al juego. Jugamos a lo que quieren que juguemos.

B) ¿Qué pretendíamos?

- Empoderar a los jugadores a través de su relación con los juguetes.
- Responsabilizar al alumnado en la elaboración y el uso de materiales de juego
- Plantear en la práctica criterios "alternativos" al uso de materiales
  • Propio y personal
  • Reciclable, reutillizable, reducido (en el consumo).
  • Fácil de reponer
  • No estructurado en su uso
  • Versátil
  • Bajo coste
  • No comercial ("joguines de la fam")
- Crear jocs "que funcionen" i analitzar què significa "que funcionen".

C) ¿Qué ha pasado de veras?

Como siempre os invito a colaborar en los comentarios con vuestras reflexiones y experiencias.  No obstante, no me resiste a introducir esta viñeta del Roto como motivo para reflexionar sobre lo que ha pasado "de veras".




Un saludo.

15 comentarios:

  1. Bueno, la experiencia ha salido bastante bien, a pesar de que los materiales han tenido que ser creados por nosotros mismos y en un tiempo limitado, la calidad era alta. Además, al jugar con materiales que habíamos creado nosotros, creo que la motivación y el interés por los ejercicios ha aumentado y no había grandes diferencias entre unos y otros, lo que favorece la participación activa y evita sentimientos de humillación y desinterés. Una gran idea y ojala que podamos poner en práctica en un futuro.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión, esta clase ha sido muy útil, a parte de que para que observemos que con muy poco podemos conseguir muchas cosas, para cambiar la dinámica de la clase y sentirnos nosotros los profesores. Así, ha llevado indirectamente al aumento de la participación de los alumnos, ya que cada grupo quería que su juego y su juguete fuera un éxito. Buena propuesta, y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Por mi parte concibo la experiencia como muy agradable y gratificante, ya que nuestro pequeño trabajo de elaboración sirvió para plantear una clase de Educación Física, en la cual hubo máxima participación en los juegos propuestos por cada grupo.
    Además de lo anterior, considero que es un recurso muy útil de cara a una cercana vida laboral, en la cual lleguemos a un instituto con escasos materiales y recursos económicos.
    ¡Un acierto en toda regla!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Al igual que mis compañeros pienso que estas clases prácticas en las que hemos realizado la creación del juguete alternativo con material reciclado y llevado a cabo los juegos que hemos inventado con ellos, nos han aportado aspectos positivos para nosotros como son; el aumento de la participación en la clase (quizás por el hecho de que hemos sido nosotros los creadores tanto del material como de los juegos), o bien la cooperación entre compañeros, ya que en algunos casos algunos alumnos han ayudado a otros en la creación del juguete. Además, creo que no debemos olvidarnos de este tipo de clase para nuestro futuro como docente ya que pueden servir para profundizar en la creatividad e imaginación del niño, aspectos importantes en la educación de hoy en día.

    ResponderEliminar
  7. Respondiendo a las primeras preguntas planteadas, considero que la utilización de juegos alternativos sirve como forma de llevar a cabo sesiones en la educación física, dando un aire fresco a lo que podría ser una sesión normal y corriente con material que los alumnos ya tienen como normales.
    Por otra parte, no diría que los juegos alternativos son mejores, sino que son favorables para trabajar aquellos aspectos que a lo largo del curso no puedan ser trabajados con los materiales a los que estamos acostumbrados, claro está, sin dejar de lado los materiales habituales ya que nos pueden dar funciones que otros no.

    Y en cuanto a los resultados de la sesión realizada en la última clase antes de fallas, considero que fue satisfactoria y gratificante ya que tanto el material como las actividades, eran propuestas por nosotros y salieron bastante bien.

    ResponderEliminar
  8. Como bien hemos podido experimentar en la clase práctica, los materiales alternativos proporcionan una nueva batería de juegos que se ajustan a las propiedades o características de cada material. Estos juegos son muy particulares, dado que cambiar el material implica un juego totalmente diferente, y es aquí donde está la virtud de los juegos alternativos, la personalidad de cada uno. Por mi parte, cabe decir que ha sido una experiencia diferente, útil y productiva, la cual abre muchas puertas en nuestro ámbito, ayudándonos con ideas que nos servirán en un futuro “inmediato”. Por otro lado, me gustaría destacar también que la creación del material no ha sido tan exitosa como pensábamos, dado que, en nuestro caso, hemos necesitado sustituir nuestras creaciones por los materiales originales y homologados para que el juego tuviese continuidad y dinamismo. Aun así, con un poco más de practica se puede llegar a hacer materiales consistentes y adecuados a la actividad.

    FRANCISCO SERRANO

    ResponderEliminar
  9. estas clases prácticas me han parecido muy interesantes ya que muchas veces los recursos que tenemos los docentes pueden ser escasos. Todos los comentarios realizados por mis compañeros me parecen muy acertados pero yo ,para no repetir lo mismo, voy a darle un enfoque diferente en función de mi proyección de futuro. Muchos de nosotros quizás , al finalizar la carrera, iremos a otros países a mejorar nuestros niveles de idiomas, a probar suerte etc y por eso, el recurso de los juguetes con material alternativo y reciclado me parece una clara apuesta a hacer ya que quizás a los países que vayamos no utilicen estos recursos y gracias a esto le podemos dar un plus a nuestras clases. También me parecen interesantes a la vez por el tema de la importancia y clara influencia de la tecnología en la actualidad ya que muchos niños no saben divertirse si no tienen un pantalla digital moviéndose delante suya y por eso, que éstos niños vean como ellos mismos pueden realizar sus propios juguetes, les puede despejar la mente y sentirse útiles además de que vean que con poco pueden divertirse.

    Ana Escrivà

    ResponderEliminar
  10. En mi opinión esa fue de todas clases, la que más me gustó, digo esto por cuestiones de que una clase así me parece mucho más cerca de una realidad que vamos vivir en ámbitos escolares. No puedo generalizar, pero, lo poco que yo hablé con mis compañeros de clase, la gran mayoría, me dijeron que comparten la misma opinión que yo y vivo en mi país de origen, donde la idea que las cosas de nuestros cursos, o no saben lo que pasan en las escuelas, o fingen que no lo saben. Cuando se trabaja en una perspectiva donde no hay el material indicado, o no hay material en absoluto, el profesor tiene que ser creativo, dinámico y no poner de lado sus objetivos y contenidos. El desafío entonces pasa a ser: cómo hacer eso. Una vez los alumnos confeccionan sus materiales, pasan a sentirse parte de una construcción, responsables también del desarrollo de una clase, y por eso, por vivir en esa práctica de juegos y juguetes alternativos con material reciclado, son situaciones que seguramente voy a vivir en una escuela.

    ResponderEliminar
  11. Aunque un poco tarde, quiero que mi opinión sobre esta clase también quede reflejada en este comentario. He leído los comentarios de mis compañeros, y la verdad es que todos tenemos la misma opinión sobre la clase. Fue una clase muy divertida, donde con material casero, conseguimos realizar juguetes, y además pensamos actividades que podíamos realizar con ellos. Fue una clase diferente, donde todos participamos, aportando ideas para los juegos, participando en ellos, llevando los materiales, creando los juguetes, etc.. por lo que, por mi parte, un muy buen recurso para un futuro !

    Alex Ramón Robledo

    ResponderEliminar
  12. Javier Ferrer Pérez5 de mayo de 2015, 15:43

    Buenas, en mi opinión es una de las clases que más aportan al alumnado. Hablo desde la experiencia, ya que en el colegio tuve la oportunidad de fabricar nuestro propio material o "juguete", en aquel caso fueron bolas de malabares, cintas y los palos del diablo. Todo con material reciclado, como en este caso.
    Desde entonces me acuerdo perfectamente de cómo fabricarlo y usarlo. Esta vez me ha tocado la fabricación de indiacas. Muy fáciles de hacer y bastante prácticas y parecidas a las verdaderas.
    Por lo tanto, no es algo que creas para una clase y te olvidas al día siguiente, sino que dura para toda la vida.
    Conclusión, gran clase y gran experiencia.

    ResponderEliminar
  13. La clase de ayer me pareció muy útil. Siempre pensamos en juegos concretos y no ejercitamos la mente acostumbrados siempre a lo mismo y ayer con una simple botella y un trozo de cartón con una goma (material al alcance de todos) nos pusimos a pensar en nuevos juegos, nuevas formas de divertirnos o hacer de juegos ya existentes nuestro juego, nuestras reglas y también nuestro juego low cost.
    Esto abre un camino, es nuestro turno de buscar nuevos instrumentos y CREAR.
    Gracias por la lección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de otras posibles implicaciones (autonomía, responsabilidad, empoderamiento, imaginación...) en algún grupo destaqué la dimensión ideológica de los juguetes no-convencionales (o del uso no convencional de los materiales): hacer mucho con poco es como decir que no siempre más es igual a mejor. Y esa idea es exactamente la contraria al consumismo. Jugar mucho con poco puede ser una bella forma de luchar contra el consumismo consumista.

      Eliminar
  14. En esta sesión no he podido tomar parte directamente sobre la práctica de los juguetes elaborados, aunque si he podido tener una perspectiva desde fuera sobre el funcionamiento de los mismos, así como ayudar en la creación de juegos a partir de los juguetes elaborados.

    Antes que nada debo decir que el hecho de elaborar juguetes a partir de materiales baratos o caseros me parece una muy buena idea para fomentar el juego en los alumnos, sobretodo en esta sociedad con la vista tan nublada con los videojuegos. Recuerdo en mi infancia divertirme toda una tarde con un simple papel o lo que encontraba por casa, haciendo desde aviones hasta dardos con un simple palillo y una aguja, jugando con mis amigos. Hoy en día, la mayoría de los niños juegan solos con sus consolas portátiles, y jugar online multijugador le llaman a jugar con otras personas, pero realmente no existe conexión física entre ellas.

    Con los juegos y juguetes alternativos, lo que conseguimos como profesores es que nuestros alumnos creen, elaboren y compartan sus propios juguetes, que jueguen con ellos en cualquier sitio. Fomentamos su creatividad, algo que poco a poco se va perdiendo porque hoy en día nos lo dan todo hecho. Y aunque este tipo de juguetes tienen un montón de ventajas respecto a otros más "actuales", como por ejemplo el precio (hay juegos de consolas que cuestan 60€), parece muy complicado concienciar a los niños de divertirse con estos juguetes más allá del fomento que se da en las clases de Educación Física.

    Respecto a la práctica, he podido observar que con un mismo juguete se han creado muchos juegos distintos, dándole diferentes usos a los materiales utilizados. Y esto me hace pensar en la infinidad de posibilidades que tenemos para fomentar la creación tanto de juguetes como de juegos a nuestros alumnos. Lo que he podido observar es que lo importante muchas veces no es el juego sino el juguete o material en el que se juega, ya que dependiendo de este el juego puede cambiar totalmente. Además, con estos materiales alternativos fomentamos también la autorregulación de los juegos, ya que son los mismos niños los que establecen sus reglas dependiendo del material, los jugadores, y otros muchos factores.

    ResponderEliminar