jueves, 22 de septiembre de 2016

JUEGOS COOPERATIVOS

A) Fuentes de información:

Portada En los años 90, Terry Orlick introduce los juegos cooperativos en el panorama pedagógico con su obra "Libres para cooperar, libres para crear". Se trata de un recorrido por juegos de diferentes culturas en los que ilustra lo que entonces se consideraba como una alternativa a los juegos caracterizados por una lógica de enfrentamiento. Desde entonces, un número creciente de colectivos y profesionales (como la Peonza) han visto los juegos cooperativos como una alternativa para aprender a jugar con y no contra los otrosUna alternativa interesante, aunque quizá a veces sobrealimentada y sobrevalorada. La pregunta sería: ¿jugar a juegos cooperativos implica aprender a cooperar?


B) ¿Qué intenciones tenía con estas prácticas?

- Poner en práctica las condiciones de un buen juego.
- Experimentar la lógica interna cooperativa en juego.
Mostrar posibilidades (y limitaciones) que tienen los juegos cooperativos para enseñar a cooperar.
  • Nos comunicamos siempre y de diversas formas.
  • Hacer posible lo imposible.
  • Hago falta, cuento, soy necesario/a.
  • Pongo cuidado y atención por el compañero/a.
  • Planeamos formas de (intentar) hacerlo.
  • Atiendo, analizo, escucho (si no sé), propongo (si creo que sé).
  • Insisto (hasta cierto punto) más que desisto (a la primera).
  • Confío y proporciono confianza.
  • Siento alegría cuando lo logramos.
  • Siento una (leve y reversible) decepción cuando fracasamos
  • ...
    - Plantear y desarrollar los juegos cooperativos en relación con principios de procedimiento.
    • Aceptar un reto compartido. Objetivo común a conseguir mediante de la participación conjunta y coordinada.
    • Desarrollar la interdependencia: contribución de todos y cada uno de los participantes.
    • Fomentar la no exclusión/eliminación
    • El desarrollo de habilidades sociales, motrices y cognitivas.
    - Plantear grados de dificultad/progresión cooperativa a partir de la modificación de los retos, el número de participantes, las reglas...


    C) ¿Qué ha ocurrido de veras?...

    (en los comentarios)

    13 comentarios:

    1. Desde mi punto de vista y tras la sesiones realizadas sobre el Juego Cooperativo, estos juegos nos permiten conocer más a nuestros compañeros, aprender a cooperar y no competir con ellos, confiar, etc. Estos juegos pueden utilizarse desde niños de primaria o preescolar hasta equipos profesionales que se encuentren en pretemporada. Crearán sentimientos de unión, cooperación y muy buen ambiente en el grupo simpre que el docente o profesional sepa trabajar y plantaer objetivos correctos con ellos.

      ResponderEliminar
    2. Tras realizar la práctica yo creo que muchos de los casos que comentas en el post se han producido.
      En mi grupo, como en el del resto de mis compañeros creo que hemos potenciado la comunicación, enfrentarnos a situaciones complicadas, todos nos hemos sentido útiles, nos hemos escuchado y sugerido ideas, hemos insistido en lograrlo, incluso cuando intento tras intento no lo conseguíamos, confiado en el resto de compañeros del grupo, nos hemos divertido y como también has comentado tu, nos decepcionábamos cuando no conseguíamos algo, aunque a primado más la insistencia que la decepción.
      Todos desde el minuto 1 hemos estado implicados en lograr cada una de las tareas, contribuyendo todos y estando todos implicados.
      Desde mi punto de vista creo que se han cumplido todo lo anteriormente mencionado tanto en el post, como en este comentario. Además y muy significativamente todo esto se a producido sin darme cuenta de todo esto hasta que e leído y comentado este post. En definitiva la práctica a implicado muchas habilidades de las cuales no me había dado cuenta y me parecen realmente útiles.

      ResponderEliminar
    3. Me gustaría comenzar este post, respondiendo a la primera pregunta planteada que dice si los juegos cooperativos implican el aprender a cooperar con los demás. Rotundamente bajo mi punto de vista es una clara afirmación. En todos los juegos en los cuales exista un grupo, un conjunto de chic@s, los cuales deban desarrollar unas acciones con tal de conseguir unos objetivos, veo imprescindible la necesidad de aprender a cooperar entre todos, de que sea necesaria la implicación de todos los integrantes de éste y que gracias a dicha interacción, la tarea pueda desarrollarse de la mejor manera posible.

      También es verdad que, puede darse el caso del aislamiento o no participación de alguna persona en concreto por algún motivo, en cuyo caso debemos de poner los medios para que esto no se produzca y todos participen de una forma u otra.

      En nuestros casos en las clases prácticas en las que se han realizado juegos en los que se perseguía la cooperación entre los integrantes de los grupos, considero que se ha conseguido plenamente ya que en todas las tareas, todos nosotros debíamos de realizar las acciones para conseguir el objetivo común y el cual no podría conseguirse sin la participación y la implicación de cualquiera de nosotros.

      ResponderEliminar
    4. Tras las clases que hemos hecho, he de decir que este método de cooperación hace sentir a todos los componentes del grupo útiles. Anima a continuar jugando, ya que si no lo haces, perjudicas a tu equipo. Cabe destacar que en nuestro grupo tanto los propios equipos como los equipos contrarios tenían una buena relación entre ellos, evitando así la excesiva competitividad. Sin embargo, una ligera y sana competitividad, en mi opinión, siempre convierte el juego en algo más divertido.
      Los métodos y juegos empleados en las clases son geniales para conocer a todos los compañeros, y dar ciertos momentos de protagonismo a todos y cada uno de ellos, ayudando a alimentar el bienestar en clase, y haciendo que todos se sientan vistos y sabiendo que se les tiene en cuenta.

      ResponderEliminar
    5. Tras ver la dinámica de las clases prácticas de mi grupo, he de decir que el tratar los juegos cooperativos ha cumplido con éxito los objetivos que buscaba el profesor, ya que su intención era la comunicación y el cooperar como grupo para conseguir el fin de cada actividad propuesta. En definitiva creo que ese es el fin de estos juegos, intentar crear una dinámica del grupo en el que interactúen y participen cada miembro del grupo, creando un ambiente muy satisfactorio para el trabajo en grupo. Si alguna vez se da un caso en el que hay cierta dificultad de algún miembro por cualquier causa, hay que buscar soluciones para que todos participen y se diviertan realizándolo, ya que ese es el objetivo en sí de un juego.

      ResponderEliminar
    6. Yo creo que este tipo de juegos siempre son beneficiosos para cualquier persona ya que como la propia palabra indica te invita a cooperar con otros compañeros, fomenta la confianza entre éstos y los incentiva para de algún modo consagrarse como un "equipo" para lograr los determinados objetivos que se hayan podido marcar. Ya que por otra parte los juegos individuales, en mi opinión, carecen de socialización, puesto que únicamente compites tú y no se lleva a cabo ningún tipo de comunicación con algún otro compañero.

      ResponderEliminar
    7. Me gustaría empezar diciendo que la cooperación es intrínseca a juegos donde hay equipos contrarios, y del mismo modo, en los deportes, pues si los dos equipos no cooperaran entre sí , no va a haber un partido, juego o cualquier práctica, o sea, hasta los juegos en que más se nota la competición (ejemplo de fútbol, básquet, balonmano, etc) si los dos equipos no cooperaran para que exista un juego en común, y respetando las reglas, no se desarrollaría nada. Me gustó la idea de explorar el ámbito de los juegos cooperativos, pues previamente haciendo en la clase práctica actividades que se pueden hacer en ámbitos escolares, y se puede tener una idea de las dificultades que vas tener en una escuela con niños y niñas. Ya que se notan comportamientos y conductas que no son las más cooperativas, entre alumnos de graduación, y seguramente que en la escuela se esperan conductas y comportamientos un poco peores, en cuestión de disciplina. La idea de prestigiar la cooperación en detrimento de la competición hace que todos reflexionen un poco más sobre los deportes, los juegos, sus intenciones, y sobretodo, lo que eso implica en la vida.

      ResponderEliminar
    8. Esta clase ha servido para reflexionar, cooperar y creer.
      Al plantear el ejercicio tenía ilusión, al intentar conseguirlo confianza y al conseguirlo satisfacción.
      Ha sido una clase en la que hemos formado una 'piña' y hemos navegado todos en la misma dirección para conseguir un objetivo común.
      Este tipo de ejercicios está muy bien para trabajar con niños ya que a veces rechazan a otros niños. Así hacerles ver que todos somos necesarios y que cooperar entre nosotros crea satisfacción.

      Me quedo con el lema: Todos para uno y uno para todos.

      ResponderEliminar
    9. Arnau Giner Rodríguez24 de septiembre de 2015, 13:25

      Ahir vaig aprendre que per a cooperar en grup, ha d'haver un líder que propose la seua idea, i que la provem tots. A continuació, un altre, i un altre i un altre..... Però no intentar dir cadascú la seua idea pel seu compte i no escoltar als demes. El que hem de fer es escoltar les propostes dels companys i quan tinguem l'oportunitat, dir la nostra idea i dur-la a terme

      ResponderEliminar
    10. Para mi lo que ocurrió en esta clase fue algo frustrante, pero me atrevería a decir que la culpa fue nuestra por intentar una y otra vez lo que veíamos que no funcionaba, en lugar de pensar, opinar e intentar ENTRE TODOS. Los otros juegos o actividades que hicimos, (la del gusano o la de deshacer el nudo) fueron actividades muy satisfactorias ya que con cooperación y escuchándonos los unos a los otros conseguimos el objetivo planteado, dejando una victoria colectiva y evadiendo un poco la frustración del ejercicio anterior, el cual, por otra parte habría sido mucho mejor, en mi opinión, haber empezado con grupos más pequeños y una vez conseguido ir subiendo la dificultad (aumentando el número de personas en el grupo).
      De todos modos creo que fue una buena clase para enseñar o aprender el sentido de juego cooperativo.

      PD: sigo pensando la solución para conseguir entrar todos en el aro, ¡¡se me ha ocurrido alguna que mañana me gustaría poder intentar!!

      Un saludo.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Ojalá lo consigas! Y si no, por lo menos, te servirá para aprender que la cooperación no es sencilla y, por supuesto, no se limita a estar juntos haciendo algo. Implica hacerlo siguiendo unas reglas, de manera que nos todos podamos contribuir en algo a superar nuestro reto.

        Eliminar
    11. Mi experiencia personal vivida en la práctica de hoy ha sido muy positiva , sentirse dentro de un grupo con el que tienes que colaborar que conseguir una tarea, un fin, te hace sentirte importante, te hace sentir que de tu intervención depende lo que vaya a suceder.

      Aprecias el rol que adquiere cada participante en el desarrollo de la tarea, liderzgo, subordinación, cooperación, colaboración, ayuda... Y aprendes a que es imprescindible que todo el mundo participe activa o pasivamente. Si lo trasladamos al mundo que existe fuera del juego, sucede lo mismo, en una empresa, en un partido político, el cualquier institución, cada persona, cada ser, tiene su función, más menos importante, más menos colaborativa. Pero lo cierto es que se requiere la implicación de cada una de ellas.

      Una para todos y todos para una.

      Amanda Vergara Pardo

      ResponderEliminar
    12. Mi experiencia personal vivida en la práctica de hoy ha sido muy positiva , sentirse dentro de un grupo con el que tienes que colaborar que conseguir una tarea, un fin, te hace sentirte importante, te hace sentir que de tu intervención depende lo que vaya a suceder.

      Aprecias el rol que adquiere cada participante en el desarrollo de la tarea, liderzgo, subordinación, cooperación, colaboración, ayuda... Y aprendes a que es imprescindible que todo el mundo participe activa o pasivamente. Si lo trasladamos al mundo que existe fuera del juego, sucede lo mismo, en una empresa, en un partido político, el cualquier institución, cada persona, cada ser, tiene su función, más menos importante, más menos colaborativa. Pero lo cierto es que se requiere la implicación de cada una de ellas.

      Una para todos y todos para una.

      Amanda Vergara Pardo

      ResponderEliminar